Tipos de vasos cerveceros

Muchas veces cuando organizamos fiestas, la gran parte del tiempo no sabemos dónde servir la cerveza o si la estamos sirviendo en el vaso correcto, por lo que usualmente recurrimos a los vasos desechables de colores, que son los que normalmente usamos para este tipo de bebida.

Es por ello que en este artículo vamos a mostrarte los tipos de vasos que se deben utilizar según la cervezas que vas a servirle a tus invitados. ¿En el vaso alto ensanchado en la parte superior o en aquel con forma de copa? Tal vez en la típica pinta que ves en los bares? Existen algunos vasos adecuados para ciertos estilos, por lo cual elegir.

Estos tipos de vasos no se utilizan por moda, como de seguro haz de pensar, se utilizan porque vienen diseñados para servir determiando tipo de cerveza lo cual ayuda a sacarle el mejor provecho a sus aromas, temperatura o apariencia.

Si queremos disfrutar al máximo del placer de degustar una cerveza, hemos de atender no solo al tipo de esta y a su calidad, sino también a otro aspecto que también determinará la experiencia: el vaso en que la sirvamos.

Si bien en muchas culturas no se ha explicado este paso a paso, ni como reconocemos los vasos, el correcto uso del recipiente de la cerveza no es un conocimiento tan popular, por lo que vamos a tratar este tema con el objetivo de ayudarte a la hora de servir una cerveza.

Para comenzar es necesario saber que hay que entender algunos factores como su forma, tamaño o material influyen en la percepción de las notas organolépticas, por lo que se podría hacer una división entre cervezas de alta fermentación, que se servirán en vasos más anchos para percibir mejor sus aromas, y cervezas de baja fermentación, las cuales se han de servir en vasos más delgados a fin de favorecer su efervescencia.

Existen algunas jarras, que de seguro las hemos visto y ni pensábamos que eran para servir cerveza: la jarra cerámica y su utilización ha quedado relegada a un papel eminentemente decorativo, si bien puede ser muy útil para evitar el calentamiento de la cerveza, debido que al ser sostenida por el asa, no transmitimos calor al recipiente.

Su capacidad suele oscilar entre los 25 cl y 1 l si hablamos de las más grandes. Tanto estas como las de cristal se asocian al tipo de cerveza espumosa.

Por otra parte, la copa Snifter, hace que su forma permita que la cerveza sea agitada y deje aflorar sus aromas; la Copa Cáliz, es la más indicada si hablamos de cervezas intensas como las de (alta fermentación).

El vaso Tumbler, favorece un ritmo de ingesta continuado y, de igual modo, pone de relieve los aromas por su boca ancha. Ideal para cervezas afrutadas; los vasos para cervezas pilsen, son recomendados para servir cervezas carbonatadas ya que su forma contribuye a conservar la espuma.

Ahora que ya conoces cual es el mejor recipiente para según la cerveza que vas a tomar, eres todo un merecedor de salir a comprar esos vasos que ameritas en tu casa y sorprender a tus invitados, con tus conocimientos.